La fisioterapia tal y como la conocemos hoy nació en Inglaterra y en los Estados Unidos al concluir la Segunda Guerra Mundial como respuesta a las necesidades de seguimiento de muchos de los traumas físicos sufridos por los soldados y oficiales durante ese conflicto.

Actualmente se divide en tres campos de acción fundamentales: la fisioterapia geriátrica, la fisioterapia pediátrica y por último la fisioterapia terapéutica. Con la fisioterapia, a través de masajes, ejercicios y terapias precisas se busca la rehabilitación de las personas y la prevención de distintas dolencias.

La fisioterapia es de gran ayuda para la recuperación de pacientes que sufren disímiles trastornos y dolencias. Para acudir a un fisioterapeuta no hay que estar necesariamente enfermo o tener dolores. Como mencioné anteriormente la fisioterapia es muy útil como terapia preventiva contra el surgimiento de varios males, aunque muchas veces los pacientes sólo acuden a un especialista cuando sienten dolores.

En realidad es aconsejable la visita al médico y al fisioterapeuta al menos una vez al año para hacerse chequeos y revisiones físicas pues de esta forma se puede prevenir con tiempo cualquier enfermedad que pueda aparecer. Con tiempo muchas cosas tienen remedio.

La rehabilitación más conocida es la fisioterapia terapéutica y sus técnicas y ejercicios se dirigen fundamentalmente al tratamiento de lesiones óseas y musculares, ya sean de carácter deportivo o no. Este tipo de fisioterapia es beneficiosa para la recuperación de los pacientes que sufren de tendinitis, problemas en los ligamentos, roturas fibrilares, caídas, fracturas de huesos, desgarres de músculos, etc.

Los beneficios de la fisioterapia en el campo de la geriatría se observan principalmente en el aumento de la expectativa y calidad de vida de las personas mayores de 60 años, en su movilidad y en el fortalecimiento su cuerpo.

La fisioterapia pediátrica ofrece grandes beneficios a las mujeres y a los bebés durante el pre-parto y el post-parto. Algunos de los beneficios de la fisioterapia en el campo de la pediatría se observan a través de los llamados “ejercicios de suelo pélvico” que se han hecho cada vez más conocidos y populares entre las mujeres.

Las técnicas y ejercicios de la fisioterapia y la rehabilitación, tanto terapéutica, geriátrica como pediátrica son muy importantes y beneficiosas para la salud de los pacientes por su doble valor preventivo y terapéutico y su probada eficacia a la hora de mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Por Yoram Yasur
 

    Author

    Write something about yourself. No need to be fancy, just an overview.

    Archives

    Enero 2013

    Categories

    All